logoUAM

Grupo de Sociología Rural

Semblanza

Grupo de investigación Sociología Rural

La sociedad mexicana ha venido experimentando diversos procesos de transformación en las
relaciones políticas, económicas y socioculturales que la integran; ello se vincula con la transición de un modelo de desarrollo agotado y de las instituciones que constituyen su soporte, a un nuevo sistema orientado al mercado mundial y regido por las fuerzas de los mercados globales. En esas condiciones, la irrupción de los dictados de la economía mundial en la economía nacional evidenció, en las últimas décadas, la fragilidad de gran parte del aparato productivo nacional y, de manera especial, la fractura de los mundos rurales.

El Grupo de investigación de Sociología Rural se constituyó el 3 de agosto del 2000 considerando estas realidades fracturadas y atravesadas por los impactos de la economía global. Desde entonces, resultó trascendental para el grupo el análisis sociológico de los movimientos sociales y los procesos migratorios que se han venido gestando en las comunidades rurales, indígenas y campesinas.

En la actualidad es evidente la disparidad que existe en el sector agrario en segmentos que se sitúan entre una producción agropecuaria de punta con gran dinamismo productivo y tecnológico que logra su inserción creciente en el mercado internacional de mercancías y de capitales, aunque algunos grupos campesinos e indígenas gestan alternativas agrícolas que pasan, por ejemplo, por la producción orgánica. Por el otro, una producción constituida por productores agro-comerciales de tecnología intermedia en riesgo de perder su presencia en el mercado nacional y amenazados por la posibilidad de una regresión tecnológica. Por último, hay que mencionar que los sectores mayoritarios reproducen una economía de subsistencia cada vez más empobrecida que los obliga a desplegar estrategias de sobrevivencia, como la migración, la economía informal, la artesanía y el trabajo a domicilio o asalariado en las agroindustrias y las maquiladoras.

Hoy presenciamos el desplazamiento de la función social del campesino, y su relativa pérdida de identidad como tal, por las crecientes importaciones de alimentos como abastecedoras de las necesidades del consumo nacional. Se advierten, también, procesos locales que expresan la adaptación de los campesinos a las tendencias globalizadoras, y en no pocos casos su marginación económica y social.

A pesar de los efectos sociales devastadores, la globalización se ha ido imponiendo como resultado de la aplicación de un conjunto de políticas económico-sociales definidas en ámbitos nacionales y supranacionales. Éstas a su vez han generado formas específicas de respuesta de los actores a nivel nacional y local, y el desarrollo de prácticas sociales, políticas y culturales innovadoras. Con diferente intensidad, se han ido incorporando a esas respuestas las reivindicaciones colectivas de inclusión plural de sectores marginados y de poblaciones racializadas, generizadas y minorizadas del medio rural, que pugnan por democratizar la sociedad, y ser incluidas desde su reconocimiento como sujetos colectivos con autonomía política. Lo anterior se ha visto permeado por la exigencia de reconocimiento a la diversidad cultural y la necesaria redefinición de los contenidos del proyecto de nación.

Es importante resaltar que los efectos de estas transformaciones en la producción agrícola y en la estructura agraria han sido devastadores, ejemplo de ello es la salida de los jóvenes, el cambio de pautas culturales de los jóvenes propiciando la desvalorización del trabajo agrícola (Mestríes, 2002), decadencia del “oficio” de agricultor y pérdida de la generación de reemplazo de las unidades campesinas (Leal, 2003). Se reconfiguró también el mercado de tierras, dando como resultado procesos de concentración agraria por migrantes que las dejan improductivas, elites locales o empresarios externos a la comunidad. Se modifica el paisaje rural y el aspecto de los poblados, alentándose procesos de urbanización (Mercado, 1999), rururbanización o desertización de los espacios rurales. El tejido sociocultural de las comunidades se ve también afectado por la aparición de comportamientos anómicos (adicciones, delincuencia organizada, tráficos y narcotráfico, prostitución, desaparición, etc.); la desintegración comunitaria, de redes familiares y de afiliación; el abandono de adultos mayores, niños o mujeres; la deserción en las instancias comunitarias de organización y gobierno; las divisiones religiosas; los desplazamientos forzados, entre otras.

Ante el panorama antes descrito, el grupo de Sociología Rural ha venido trabajando diferentes investigaciones que están inmersas en dos programas:

  • “Actores y Movimientos Sociales en el campo mexicano”

  • “Efectos económicos, políticos, sociales y culturales de las migraciones”

Actualmente se está trabajando en la consolidación del programa:

  • “La configuración normativa de la ruralidad y los elementos que la constituyen”

Consideramos que analizar las diversas manifestaciones de persistencia y adaptación de los grupos sociales rurales subalternos ante las políticas estatales y los agentes económicos dominantes del mercado nacional-global; así como dar cuenta de cómo se valen de su identidad cultural y territorial para resistir a los proyectos públicos y privados que buscan desplazarlos, se hace más que necesario. En este sentido, el programa se vincularía en la indagación de las estrategias legales y normativas en la configuración de las redes colectivas de solidaridad, las alianzas con actores externos de sus luchas en respuesta al trastrocamiento de su mundo de vida y sus bases materiales y simbólicos, y por la defensa de sus tierras y su territorio etnocultural, y por su autonomía organizativa y su plena ciudadanía, como es el caso de varios pueblos indígenas y de colectivos de mujeres.

Adicionalmente, los y las docentes que forman parte del cuerpo académico del Grupo de Sociología Rural en los últimos años han ido ampliando las temáticas de las investigaciones, dado que los cambios que vive el medio rural mexicano y latinoamericano así lo requieren. Algunas de las reflexiones que se están desarrollando giran en torno a los siguientes ejes temáticos y problemáticos:

  • Sujetos Indígenas
  • Jóvenes indígenas
  • Normatividad y sujetos indígenas y rurales
  • Proceso de racialización y racismos en el medio rural
  • Feminismos descoloniales, populares y comunitarios rurales
  • Grupos indígenas no binarios y sexualidades disidentes en el medio rural
  • Extractivismo y defensa del territorio

A partir de 2021 la Coordinación de Investigación de Sociología Rural quedó a cargo de la Dra. Karina Ochoa Muñoz.

Scroll al inicio